Mondo Kronhela Literatura - República Argentina


Volver al Listado de autores
Pintura de arcilla
[Musa garabateada en papel carbón]

Un lirio nace en el arrullo de tus senos,
Dibujando el camino a tus desiertos,
un estrecho sendero a tus adentros,
Mojando el mar seco de tus besos.

Un hilo de sangre se derrama por tus pezones de terciopelo,
Se desnuda inquieto, ansioso;
Teñido de sudor, sueños y perversiones,
Un lirio rojo despierta en la hendidura de tus pechos.
muriendo a tus pies de barro y azúcar.

Un lirio besa el surco de tus tetas,
Jugando a sembrar semillas en el rubor de tus mejillas.
Bordando en tu piel un jardín de canutillos y lentejuelas.
Tejiendo orgasmos en la superficie de tu vulva.
Endulzando las agrias mieles de tu vagina.
Enredando tu silueta en el óleo de sus raíces,
Poblando tu madreselva de aire y fuego.

En la cima de tu cuerpo arde un lirio rojo,
Ocultando entre su boca un perverso picaflor
sediento por probar el néctar lechoso que se desborda en tus copas,
Hambriento de abrazar tus pezones en los brazos de su pico...

………………..

Tengo una barba larga y encrespada en la quijada de mi vientre,
una mata de pelos danzando en mi sonrisa vertical.
Una enredadera de ramas y raíces profundas,
un viñedo cultivando néctar de dioses
un sudor sabor a vodka derramándose por mis grietas corporales...

……………….

Existe una puta dentro de mi vagina,
Una enana que danza en mi cabeza.
Una boca encerrando un cigarrillo,
Engullendo el humo latente de todo el universo.
Siempre soñando, con ser princesa atada a los cuentos de hadas.
Esa soy yo,
La mujer de la esquina
Con mi vida alegre y mis tacones rojos,
Enfundada en un lycra, con un falso lunar en el rostro
Esperando visitantes locos por entrar en mí cuca.
Gemir y vociferar palabras que mojen los flácidos penes políticos que debo tragarme.
Esa soy yo,
La puta de la esquina
Hambrienta de besos y caricias
Sedienta de marlboros y cafeína que amortigüen las pedradas,
que me lanza la vida….

…………………..

Mi sexo...
Escondido/encendido entre mis piernas.
Caliente- húmedo- palpitante.
En espera de tu lengua,
Jugosa-áspera-deliciosa.
Con tus labios
Besando-Chupando-lamiendo-mamando
Deleitando el paladar,
Con el sabor de las ninfas caribeñas.
Mi carne se abre,
Rosada-mojada-brillosa-babosa-pulposa
resbaladiza en tu boca.

…………..

Tu vagina huele a café recién colao
A esencia de clavos.
A tierra mojada
A sal,
a suaves brisas.

A perfume de canela.
Hueles a lujuria, a deseo y a censura.
Tienes el olor de todos los océanos,
en una cazuela de mariscos hirviendo en tus adentros.
A bacalao, arenque y los peces de colores que habitan en tu vientre.
Hueles a frutas,
A cacao,
A queso rancio,
A orines,
a rosas,
al rocío de las madrugadas que han dormido en tu piel
hueles al semen de todos los que se han venido en ti,
a la saliva de las lenguas que te han lamido,
a mamajuana,
a sudor.
Tienes mil aromas enfrascados en tu cavidad
Guardas el olor de los amaneceres en Jarabacoa
Subyugas dentro de ti olor a jabón de cuaba,
A las flores de Constanza…

…………….

Mi Dios

En la punta de la lengua,
me nace un viñedo de blasfemias y religiones.
Hoy mi Dios se ha columpiado sobre mi cintura,
Bailó el vals del Diablo sobre mi vulva.

Derramó en mis labios el mar de fuego que hierve en su miembro.
Mi Dios hambriento, insaciable,
Abandono su hábito para saciar su voraz apetito, en la Biblia de mis muslos.
 

©Wilka Crespo

No siempre un autor deja su dirección de correo electrónico

Volver al Listado de Autores