Mondo Kronhela Literatura - Literatura On Line


Volver al Listado de Autores
Dadá
 - Intuición en acción - 

El durazno no come por que no se le antoja, pero si quiere hacerlo porque no hace una figura en el cielo con sus manos y luego se ahorca en ella? Las alimentaciones humanas no tienen sentido en el espacio inter lunar extra galactico en el que vivimos. Hasta cuando vamos a esperar una salvación, eh?. Computadoras asesinas a merced de la espera de un gitano con capa color de rosa. El sabor es algo encontrado en lo mas profundo de nuestras cabezas rapadas. Mañana figurare tiempos increíbles en el campo de polo norte staff. Vientos en los mares del sur tienen gurues directamente vinculados a la explotación del oro. Hice, haré, hasta, hondo,  ondulado, Eros, heras. Figuras de ocho en el cielo figuramente espectado por el kaarmono. Nada de esto tiene sentido máximo fura. Cuando saldré de este trance directamente vinculado al éxito superior de las monjas parlanchinas?. Oxímoron despejado de dudas intrínsecamente karcomidas por la duda de kuales y quienes montarán caballos, remos en dirección contraria, oblicua e inteligente. Necesaria expectativa, mesas redondas en el plató de su alma, faraón Jiménez. Ojos sangrientos, molestos y mezquinos se despiden de su amada, hasta nunca princesa del alma, del alba, del odio. Himen intacto, posesión de oídos sordos. Agustina Berna ganadora, perdedores. Los autos color rojo ya no mas pueden sentir curiosidad en el ruteo de la señal controlada por los tantos reyes desaparecidos en la quinta guerra del octavo sexteto. Es necesario un despojo total del alma en quienes sufren de enfermedades kimonoterapeuticas. El durazno sabe lo que quiere, pero para obtenerlo debe morir.

  Volver al Listado de Autores
Free Play
Libre juego de palabras e ideas

El durazno no come por que no se le antoja, pero si quiere hacerlo porque no hace una figura en el cielo con sus manos y luego se ahorca en ella? Las alimentaciones humanas no tienen sentido en el espacio inter lunar extra galactico en el que vivimos. Hasta cuando vamos a esperar una salvación, eh?. Computadoras asesinas a merced de la espera de un gitano con capa color de rosa. El sabor es algo encontrado en lo mas profundo de nuestras cabezas rapadas. Mañana figurare tiempos increíbles en el campo de polo norte staff. Vientos en los mares del sur tienen gurues directamente vinculados a la explotación del oro. Hice, haré, hasta, hondo,  ondulado, Eros, heras. Figuras de ocho en el cielo figuramente espectado por el kaarmono. Nada de esto tiene sentido máximo fura. Cuando saldré de este trance directamente vinculado al éxito superior de las monjas parlanchinas?. Oxímoron despejado de dudas intrínsecamente karcomidas por la duda de kuales y quienes montarán caballos, remos en dirección contraria, oblicua e inteligente. Necesaria expectativa, mesas redondas en el plató de su alma, faraón Jiménez. Ojos sangrientos, molestos y mezquinos se despiden de su amada, hasta nunca princesa del alma, del alba, del odio. Himen intacto, posesión de oídos sordos. Agustina Berna ganadora, perdedores. Los autos color rojo ya no mas pueden sentir curiosidad en el ruteo de la señal controlada por los tantos reyes desaparecidos en la quinta guerra del octavo sexteto. Es necesario un despojo total del alma en quienes sufren de enfermedades kimonoterapeuticas. El durazno sabe lo que quiere, pero para obtenerlo debe morir.

Volver al Listado de Autores
Sabor a durazno

El durazno no come por que no se le antoja, pero si quiere hacerlo porque no hace una figura en el cielo con sus manos y luego se ahorca en ella?
El durazno sabe lo que quiere, pero para obtenerlo debe morir.
Las necesidades del durazno son únicamente alcanzadas  y retenidas por otros duraznos.
El durazno no sabe lo que quiere, solo para saberlo debe vivir.
El durazno conoce sus antepasados.
Necesita el durazno de una antitesis?
La antitesis del durazno es el sabor a durazno.

Volver al Listado de Autores
Las luces siempre encienden en el alma

Como no podes comprender?,
Si las luces siempre encienden en el alma.
Estoy muy molesto,
Pero mi corazón no lo comprende.
Mi ojos, mi ojo,
Esta matándome.
Este mundo es demasiado para mi,
Lo es para ti?
Para hacerlo como un dios hay que saber salir a vivir.

Volver al Listado de Autores
El éxtasis y Dios

Autores: el Ruzo y el Lenti
Nota: no hace falta aclarar el estado de los autores en el momento de la creación de esta historia, por lo tanto no se hacen responsables a acusaciones tales como: alusión de estupefacientes, mal uso del nombre de cierto personaje religioso muy popular entre las personas de este planeta, triple homicidio culposo, violación de menores, robo e incendio y portación de armas militares y/o estupefaciente ilegales. Gracias

Sudoroso, mojado, pegajoso, excitado, desenfrenado y con tantas ganas de manoseo como de pura y fresca agua mineral en botella de 500ml. Este era el estado del protagonista de esta historia cuando de repente los, excesivamente rápidos, latidos dejaron de cumplir su vital labor.

Muerte. Levitación del alma, espíritu. Cuerpo desplomado en el centro de la pista. Claro que nadie a su alrededor lo noto. Es un ambiente oscuro, poblado, y tan trasgresor como electrónico.

El muchacho llega al “cielo”, saca un numero y espera su turno. Ya cara a cara con Dios, éste comienza a describirle los hechos de su vida para poder así juzgarlo a una eternidad en el paraíso o en el mismísimo infierno:

Dios – humm.. bueno, veo q has sido en general una persona de bien, bueno con la familia, con los amigos, solidario, alumno responsable, buen deportista, mejor amigo... mmm... -cara de decepción- epa, acá hay algo raro, veo q a partir de los 18 años por decisión propia decides caer en un pecaminoso mundo de depravación, orgías, noche y toda clase de drogas, haciendo un notorio hincapié en esta tan revolucionaria droga estimulante, la cual últimamente me esta costando mucho trabajo lograr persuadir de los jóvenes: el éxtasis.

Muchacho – Extasis? Depravación? Orgías? ..eehh.. yo no se nada sobre eso.

D - -La voz se torna fuerte y amenazadora- Tu crees q no te he estado observando!? No te atrevas a mentirle a tu propio creador!

M – Ok, ok.. take it easy, Mr. God! Si, me comí algunas pastillitas en mi vida.. pero.. porque habría de no hacerlo? Si no molesto a nadie, es tan solo una manera de pasarla bien, es un estado de indescriptible paz y amor interno. Además usted lo dijo "persona de bien, bueno con la familia, con los amigos, solidario, alumno responsable, buen deportista, mejor amigo"; yo jamás perdí esas cualidades, incluso después de comenzar a tomar pastillas.

Dios piensa unos momentos y le dice. -Vamos a hacer lo siguiente: vas a volver a la vida por unos instantes, pero con una condición, -de repente 3 billetes de $10 pesos brillantes y dorados aparecen en las manos del muchacho- vas a traerme una pastilla y si su efecto me produce un estado de paz y amistad como el que me has descripto, os concederé la fiesta eterna aquí en el cielo, sino, arderás en las llamas del Infierno por siempre.

El muchacho acepta con superioridad y alegría.

Rápidamente el joven abre sus ojos y allí yacía, tirado en el suelo. Se levanta y no puede creer el tremendo flash q acaba de tener – uff.. fue un flash de pastilla un poco extraño, la próxima vez voy a tomar menos de 5 – se dice a si mismo. Se reincorpora al hábitat fiestero y sigue bailando normalmente, convencido de q había sido solo un “sueño”. Pero al revisar su bolsillo, nota algo extraño, los 3 billetes de $10 dorados estaba allí!, su expresión es de inmenso asombro, casi no lo puede creer. Se pregunta que debería hacer, pero ya convencido de que había muerto y vuelto del mas allá, debía cumplir con el mandato de Dios. Busca el dealer más cercano y compra la pastilla. La tiene en su mano, la mira, mira hacia arriba, la vuelve a mirar y... sin dudarlo y con una pequeña sonrisa en sus labios... se la toma!.

A los pocos minutos, vuelve a morir entre toda esa gente desenfrenada y nuevamente cara a cara con Dios, éste le dice: - Te vi!

FIN

 

© Mariano Russo
Imprimir todos los textos

Volver al Listado de Autores

Kronhela Ediciones Argentina - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
ARGENTINA