Mondo Kronhela Literatura - República Argentina


Volver al Listado de autores
8 de diciembre

María Inmaculada, le debe su nombre a haber nacido un día 8 de diciembre del ’77, hija de un matrimonio paraguayo con demasiadas carencias económicas, vivía en una casa pequeña de una villa de Lanús con sus cuatro hermanos varones.

Fue creciendo con muchas dificultades y sobreviviendo gracias a su gran inteligencia, aprendió a leer a los tres años y cuando entró al jardín era la más adelantada del grupo.

A medida que iba creciendo "La María" daba muestras de que sería una mujer muy hermosa, y fue casi a los 12 años que la empezaron a llamar la Mary.

A esa edad, y terminando la escuela primaria, conoció por primera vez el amor, el sexo, el alcohol y las drogas.

Cuando tenía 15 años abandonó la escuela habiendo pasado por casi todas las camas de la villa.

El día que cumplió 17 apareció en su casa con un auto cero kilómetro (regalo de un empresario) que luego de una serie de choques tuvo que vender. Mientras tanto sus padres y sus hermanos, que ya sumaban siete, apenas podían mantenerse económicamente.

En el ’99, hizo las valijas y desapareció de su casita para trabajar de mesera durante el verano europeo y así poder continuar con sus excesos lejos de su familia.

Antes de salir hacia el aeropuerto se despidió de sus seres queridos prometiéndoles que de una u otra forma triunfaría en la vida.

A las tres semanas estaba de vuelta en la villa y con las manos vacías.

Pero fue recién en el año 2000 cuando decidió abandonar la mala vida privada para convertirla en pública, tenía la oportunidad de su vida para hacer lo que quería, sin rendirle cuentas a nadie a cambio de unos cuantos pesos.

Un buen día se levantó temprano y junto a dos de sus hermanos se presentó en un casting televisivo para participar de uno de los tantos reality shows de moda.

A la semana la convocaron nuevamente y luego de unos arreglos comenzó su participación en un programa que consistía en convivir tres meses con once personas en una misma casa.

El día que entró en la casa fue todo alegría y felicidad entre los participantes, que observaban atónitos las curvas de esta rubia alta y de ojos azules como el mar, que por unos días volvía a llamarse María Inmaculada.

Durante el transcurso del segundo día María estuvo pensando en una idea que se le había ocurrido durante su corta estadía europea mientras veía la versión española del programa que hoy la tenía como protagonista.

Luego de una noche de mucho alcohol, María terminó en una cama con otras dos participantes y tres hombres mostrándoles a quienes quisieran ver sus cualidades.

Los técnicos y los productores del programa al principio pensaron en cortar la transmisión, pero luego al pensar en el jugoso rating que traerían las escenas de sexo decidieron dejar que saliera al aire todo lo que sucedía a su alrededor.

En los días subsiguientes las fiestas sexuales continuaron y la gente de la producción del programa alertó a los participantes sobre algunos detalles a tener en cuenta, que al principio fueron considerados mínimos, pero que luego serían fatales.

Al finalizar la primer semana terminaría el juego para María Inmaculada, ya que sus compañeros, influenciados por la producción y las fuertes multas económicas recibidas, votaron para que se fuera del programa.

De esta manera se desvanecieron sus sueños de contar con el poderoso premio de U$S 200.000, pero comenzó una lucha mucho más interesante para María, ya que dos meses después y con el reality todavía en el aire, realizó infinidad de notas para varias revistas donde anunciaba su embarazo y acusaba a la producción del programa de no haber protegido a los participantes.

Comenzó la guerra mediatica en la cual María se llevó la mejor parte apareciendo casi todos los días en televisión.

Luego el tiempo pasó y la gente se fue olvidando del tema hasta que un buen día María reapareció presentando a su hijo desde su nuevo chalet del barrio de Belgrano.

En estos momentos un niño más está en este mundo sin un padre o tal vez tenga tres, una mujer inteligente y su familia de un día para otro pasaron a tener varias cuantas bancarias, una de las mayores productoras televisivas del país está a punto de quebrar y tres hombres más se han infectado con el virus del SIDA y aún no lo saben.

© Rodolfo Morel