Mondo Kronhela Literatura - Literatura On Line



La ceguera

La apacible ceguera humana
No es mas que el social eclipse
Que acallados espectros
Mocionan entre susurros perversos.
Aunque el siguiente abismo
Se entrevere con lo inusual
El dominio mismo
de nuestra ceguera
alcanzará la legión,
de innumerables corceles alados,
trovadores alocados,
ingeniosos olvidados
y martilladores inagotables,
de cabezas que se funden
en cada traición
a sus propios instintos.
La ceguera no daña
Sino la determinación
De no penetrar en cada rincón
Vejado por el olvido,
Observando lo prohibido,
Encallando distraído
Por no perder un mundo retraído.
La ceguera arde en los ojos
Y vive en la mente.


De la vida a la Muerte

Así se encuentra el cielo junto a las estrellas,
lejos de perderse
Y pronto a encontrarse

Como péndulo que desplaza sentimientos
Me arrojo al tormento de la pasión
con suspiros que marean la llegada
de relámpagos en un verano sin razón.

¿Que dolor tomar cuando el recipiente del placer
Conserva su temperatura?.

¿Cómo sostenerlo?
lejos de la cabeza quemada
que lleva Hombrecillos en la mente
transportando ideas
Que Forjan peldaños,
donde pocos subirán
y muchos giraran sus rostros por temor.
Ocultando en su mediocridad
el valor a superarse,
a perderse,
a viajar mas allá de la vida.

De la vida
a la muerte.

 

© Mauro González Quarti
Imprimir todos los textos

Kronhela Ediciones Argentina - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
ARGENTINA