Memoria

Formar una memoria que desgaste

la razón evidente

la exactitud incuestionable

de lo que no es sino absurdo

espera ansiosa de mentiras

paciencia intensa de contradicciones


Agregarse al universo

negarlo

pedirle a Dios

una tarjeta personal

entregarle la tuya

pisar baldosas

hormigas

flores


Caminar

Correr

Volver atrás

como un cangrejo

Romper la seguridad

de un mundo incoherente

Soltar la baba

la saliva siempre queda


Colores

Muestro todo aquello que soy

como un camaleón colorado

que vira a negro

después a blanco


Pragmático bicho aquel

crecido de la tierra verde

también amarilla

habitada por gusanos

y cajones con cuerpos rosados


Ahora pálidos están

observados de reojo

por un Dios negro

pintado de blanco

pensando en este instante

en cuan dudoso es

el daltonismo de lo claro


Soledad

Los que quedan pretenden generar algunas luces

entre el misterio

desde el final de la noche

en que dormitan cansados

esos gestos

entre iracundos

y decepcionados

Cuerpos

maltratados por los latigazos fríos

que se cobijan en sorbos pequeños

que besan las baldosas como piel de durazno

que no sueñan ningún sueño soñado

mientras

un viejo

cierra los párpados inclementes del tiempo

para soportar las luces de neón

Y, cuando sólo quede yo

sobre esta tierra húmeda

me miraré entre unas hojas quebradas

e intentaré que su verde savia

no contamine mi fétida carne

y brindaré sin compañía por ellos

todos nuestros cuerpos

 

© Mariano Schuster
 
Imprimir todos los textos

Volver al Listado de Autores

Kronhela Ediciones Argentina - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
ARGENTINA