Mondo Kronhela Literatura - República Argentina


Volver al Listado de autores
Acantilado

Esas comarcas sembradas de cantiles,
cubiertas con el velo de un silencio prohibido…

Son fantasmas convertidos en piedra,
después de una noche de amor con el Océano.

Una orgía anhelante de sal y de sombras
y el húmedo adiós que se filtra en el viento.

Es sublime el embrujo de un acantilado;
la soledad misma enmudece de asombro:

más allá de los bordes de abrupta pureza,
más allá de los golpes del agua en la roca,

más allá, sólo la distancia, azul e infinita
y debajo, una oscura y serena inconsciencia…

Volver al Listado de autores
Consigna

Es preciso soñar.
Divagar los ojos de la noche
obstinarse hasta consumir la luz.
Traspasar el horizonte del verso
bajar del cielo y revelarse humano.
Caerse a gritos con esdrújulas
y a golpes de sinónimos.
Saciar el hambre con renglones mudos
y emborracharse de sangrías blancas.
Habitan las ideas entre abismos y mareas,
invaden el aire mutadas en zorzales.
Es preciso soñar.

Volver al Listado de autores
Sintiendo

Pienso en vos y digo abiertamente
El deseo en la piel y en la mirada.

Digo tu nombre … cómo estás
Y es un instante,
            Un siglo
                        Un abrazo
                                   Una ilusión
            Un viento arrasador
Definitivamente
Una razón inesperada y absoluta.

Pienso en vos con horas con días
Con ganas con semanas
            Con sabor a distancia
Y tan extraño
            Tan claro
                        Tan cierto es lo que siento
Tan francamente irresistible

Que mejor lo olvidamos

                        En silencio
O convertimos en besos el aliento

                        Y en palabras

                                   Y en pájaro
Y volamos con él donde quiera que vaya
A viva voz
            Sin pensar
                        Sin decir
                                   Sin… sintiendo.-

Volver al Listado de autores
Tengo y no

Me sedujo su aroma de lluvia en el cristal
Su silencio confinado en la ausencia
Ojos de distancia sonrisa de sal
No tengo memoria de sus manos
 Tengo angustia de sus manos
 No tengo razones presentes
Tengo perdido el sentido
dulce lamido de un lengua invisible
en el tímpano ebrio de mis soledades
No tengo amanecer en su brazos
Tengo noches de besos sin boca
Me sedujo sin saber porqué ni cómo
y yo supe cuánto…
pero no se hasta dónde

Volver al Listado de autores
Substancia

Una soledad descarada
Un febril resplandor
Un fuego esdrújulo
Que enciende las entrañas
Toda vez que mis ojos / hambrientos
Absorben tu tristeza vagabunda
Viento suave / felino
Orillando los límites del alma
Con un beso que es substancia
Aire tibio / triste invierno
Oriente impreciso
Donde unas veces sol / y otras
Apenas
Un febril resplandor
Una soledad descarada.-

Volver al Listado de autores
El verbo amar

Este esfuerzo
 de aferrarte, sostenerte y amarte,
con las manos que, fuego,
pasearon tus rincones,
con los labios que, aire,
suspiraron tu aliento…

Este dolor inmenso
 de tener que olvidarte, reprimirte, ignorarte,
con los ojos que, agua,
se agotaron de lágrimas,
Con los pasos que, tierra,
pisotearon mis sueños…

Inagotable,
la oscuridad en este instante
y el verbo amar
conjugado en un triste pasado…

y el terror absoluto
a cada adverbio de tiempo…
de modo y circunstancia.

© Adriana Mónica Lamela