Mondo Kronhela Literatura - Literatura On Line



Como las hormigas aman

Sábes cuantas veces he pasado por está calle? creo que es posible identificar mis huellas en el pavimento y creo que algunos cabellos mios aún revolotean como mariposas ardientes frente a tu ventana. He creído siempre que transitar por esta calle era la cosa justa, pensaba que a la vuelta de la esquina iba a encontrar mi destino envuelto en un delicado papel hecho a mano, sí como esos papeles costosos que siempre he soñado comprar para escribirte cartas, pensando que a lo mejor sí van escritas en ese papel delicado y fino harán mucho más efecto. Pero han sido en vano mis pasos por tu calle. Tu ventana esta siempre cerrada. Han sido en vano mis sueños de un papel especial para escribirte. Tu presencia en mis días se ha diluído como el crepúsculo se diluye en la noche, sin embargo mis noches siguen conteniendo la luz de tu crepúsculo y por eso me resisto a dejar de escribirte, por más que tu ausencia se convierta en la constante de mis días me resisto a dejar de escribirte, ahora soy una Penélope que escribe y escribe sobre hojas que después arruga en una cadena infinita de actos que esperan finalizar cuando de nuevo aparezcas a la vuelta de la esquina, cómo aquel día ¿lo recuerdas? presuroso y sudado cargando una caja de papel hecho a mano que el viento travieso hacía volar.

En ese momento aprendí a amar como las hormigas, en silencio. Pensarás que mi amor era minúsculo, te equivocas porque mi amor se ha proyectado en el tiempo con la constancia de las hormigas. Siempre pasó por tu calle, es un rito que se ha convertido en religión, caminar por la acera que sostiene los muros de tu casa me hace creer que un día cualquiera apareceras de frente a mi y mis ojos te lo explicaran todo amor, roma, mora un sentimiento, una ciudad, una fruta el resultado de la combinación de las letras que componen la palabra que nombra el sentimiento primigenio. Amor, amor respondeme, si tú, tú que estás al otro lado de esta hoja a la cual sostienes tembloroso respondeme cuántos pasos me faltan para poder alcanzarte a ti que te amo profunda y silenciosamente cómo las hormigas aman.

 

© Diana Agamez
Imprimir todos los textos

Kronhela Ediciones Argentina - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
ARGENTINA