Mondo Kronhela Literatura - República Argentina


Volver al Listado de autores
Penuria

Mi piel sabe a fracaso

Un fluido torrente baña

Lastimosas heridas, crueles hendijas

Temo por un mañana

Imploro por un presente

Lunas atestiguarán la rúbrica de

Paso mal dados

Caminos ceñirán la desdicha eterna de

Mi sombra en la tierra

Oigo a cada segundo

La voz imponente de mi ignorancia

Percibo en cada mirada

La negra luz de lo absurdo

Aguardo, con grandilocuente cobardía

Que este cuerpo diga basta

Para sellar lo real de esta vida

Que jamás llegará a nada

 

Se había engañado, la habitación estaba vacía

Nadie lo había escuchado

Lloró desconsoladamente, lágrimas de hiel

Nadie pudo establecer cuanto

El cuarto, lentamente se fue inundando

Solo semejante cantidad de agua pudo lavar tamaña herida

Ahora estaba en completa soledad

Ya no aguardaba a nadie

Supo comprender el canto de un pájaro

Y con ello vivir sin sobresaltos

 

Si algún día sueñas

Con hacerte del mundo

Si algún día cuentas

Con que el azar jugará siempre a tu lado

Si algún día piensas

que sólo de tu voz, salen sabios vocablos

Si algún día sientes

Que nada vale más, que tu propio desencanto

Si algún día

Algo de esto te ocurre

Se consciente de tu condición de niño

Y no apresures el paso

Disfruta en transitarlo y

Prepárate a la vida, que

Recién estará comenzando

Volver al Listado de autores
Política

Arte o ciencia

Camino desventurado, de quien más

Con poder, otorga el callar

Vuelto el sable, sin claudicar

Con furia y potencia, comprende y busca

La carne, tal sombra fugaz

Intenta escapar

 

Arriba a destino, la daga filosa

La gente emprende el día festivo

Marchas, procesiones y demás

Alaban el triunfo

Del dictador de los más

 

Preso de la cordura, el liberto

Amaga ostentando, lo que en público oculta

Bajo banderas estampadas de opresión

Suena con candor, el compromiso de la voz

 

El contrato leonino, con sorna

Manifiesta; democracia y libertad

Vana expresión de deseo, sin asidero real

En tanto, los contratistas sigan confundiendo

Igualdad con posibilidad

 

La daga, teñida en sangre

Al mando de algún taciturno

Y escudada en forma de gobierno alguna

Logra su cometido, hiriendo sin matar

Al confuso liberto, que intenta morir

En nombre de una falsa libertad.

Volver al Listado de autores
Amor

Duele, cinco vocablos que no entienden

Palomas, estrellas y vientos como metáfora

Lágrimas y sufrimiento, más recuerdos

 

Siglos enteros sin poder comprenderlo

Tierra sin espacio ni tiempo

Que haría un zorzal si lo dejaran sin viento

Como sería la flor sin fragancia y las estrellas sin firmamento

 

Doscientos cuarenta y seis vocablos que no entienden

La noche llega a día y las llamas no paran

El hambre y el sueño deambulan como fantasmas

El tiempo no cura ni borra nada, se detiene perverso y no avanza

 

Nadie elige, sólo ocurre en algún momento

Forma parte del misterio de la muerte y el nacimiento

No sé cuantos vocablos que no entienden

Sufrir por amor nadie merece

 

Con astucia, la esperanza, un hálito de vida ofrece

El más hermoso de los sueños sería volver a besarla

Aún aguarda mi rostro en la almohada.

© Francisco Tomás González Cabañas