Mondo Kronhela Literatura - Literatura On Line


Volver al Listado de Autores
Tras el espejo o las bellezas que somos allí


"...pues para fascinar mis amantes sedientos,
puros espejos tengo que hacen las cosas bellas:
mis grandes ojos y las eternas estrellas."

La Belleza.
Charles Baudelaire.

las maravillas del estelar

ahora que nos hemos cansado de sentirnos bellos
de admirar nuestro reflejo así
deseando tantas maravillas del estelar
nuestra vida en los reality
bailando a la luz electrodoscópica en el terreno eriazo
que diríamos
un nuevo espleen nos conmueve
a nosotros
los tan dados al show
a las delicadezas del espectáculo
quienes lo dejaríamos todo
por bailar tras el espejo

reinas de los corazones

todos íbamos a ser reinas de los corazones
no importando el precio de las famas
si cualquiera podría ser el escenario
para que nosotros desde abajo
les aplaudiéramos los escombros
les dibujáramos mientras el baile
la silueta de estrellita poblacional
y el beso bajo los reflectores
la única ilusión
de sacarle otra sensación al juego
que no fuera la marginalidad de estos lares

rosas en el corazón de la ciudad

ahora vamos a dejar de llorar
no haber crecido lo suficiente
como para haber encontrado las llaves
de todas las puertas
que nos permitieran salir de nuestra escritura
antes de haber convertido nuestra realidad
en un pozo de lágrimas
y habernos ahogado en ella
bebiendo demasiado para nuestras pequeñas edades
no sabiendo crecer
si al salir a pintar borrachos
rosas rojas
en el corazón de la ciudad
chorreando de pintura por el dolor
inventamos nuestras propias canciones
nuestras líricas subversivas y nuestras poses
en cada video clip

criaturas ficcionales del espejo

nuestra alegría
la visión de nosotros mismos divirtiéndonos
al cerrar los ojos
y caer
por una montaña rusa de escombros
cada uno en su trineo de plástico
en su simulador de cartón
levantando los brazos
hasta alcanzar las estrellas
Y QUE EL MUNDO SE CONVIERTA EN EL SUEÑO DE ALGUIEN
QUE SOÑO COMO NOSOTROS
para no golpearse tan fuerte
ni llorar en el suelo
toda escritura
apartada de nuestras ficciones

reflejo de nuestros personajes

las pocas veces que nos sintonizaron
en el idilio conmovedor de acariciar a los perros
muestras de compasión hacia el público
la cámara en la fragilidad del detalle
nos lloramos en nuestra estúpidas lástimas
como reflejo de nuestros personajes
acicalándonos un poquito en el lomo
adornándoles la felicidad en fluorescentes collares
los dejamos irse por la oscuridad de un cielo baldío
a que se prendieran azules tiritando a lo lejos
y luego de un chiflido
bajaran electrizados
al nicho helado
en que los hombres nos pusieron

nuestra delicada protesta colectiva

hubo que romper el círculo social
y trazar un sentido alternativo
a esta carrera de locos
para abandonar lo clandestino que resultan nuestras pobrezas
ante el espectáculo televidente
volver a adornarlo todo con el juego de nuestros artificios
para que nuestras noches de volantines se dejasen elevar
en ese dar y tirarle hilo a las estrellas
arrojarles un poquito de semen de nuestras manos
descubriéndolas al fin en su calidad de luces
y nuestra delicada protesta colectiva
se dejase caer
sobre los colores
los destellos del mall
y la moda

casa estudio del espejo

habíamos empezado a crecer la farándula en el block
odiando el hacinamiento de nuestras veleidades
la constante exposición de nuestros actos
si besándonos para no desperdiciar el aire
tomados de la cintura por el goce del espacio
mientras alguien se nos alteraba en la convivencia
para la casa estudio
se nos ofrecía en suicidio para la señal en cadena
y teleaudiencia internacionales
cuando no sabíamos si era la realidad del libreto
o la conmoción por sostener el rating

corazones de helio

los viernes eran una fiesta de churros
piropos con manjar a nuestros corazones
si inflados con helio
se iban elevando por la noche se iban
a colgar de la última estrellita
iluminando el peladero
para que alguien los recibiera como nuestra alegría
prendiera por nosotros
entre los escombros
una fogata
y no se afligiera que la luna nos tiene dando vueltas
en un tagada con música onda disco
nos tiene plateados los ojos en su lluvia de papeles
y un niño que los recoge nos dice tome
reciba por favor un poemita callejero
ud no creerá que alguien
pueda dejarse para sí las palabras

jardín de las flores vivientes

a veces en la primavera de la moda
demasiado auspiciados en los colores
de nuestro espectáculo
en la lírica subversiva de nuestras canciones
nos dedicamos al baile sensual
y a la carita pornográfica
como fantasía de nuestras celebridades
extendiéndose en alfombra roja
por una colina de escombros
donde al final de tanta hermosura
llegamos a quedar vaciados
de admiración
y deseo

la fama

tratamos de abrir los ojos
después del coito
de nuestra difusión
en todas las portadas
pero la estrellita que tenemos pegada en la sien
se había anticipado a nuestro futuro
como al juego de naipes de nuestros corazones
si arrojados por el laberinto de la ciudad
dentro de un bosque
donde la fama sería la luna
y a su vez
la sonrisa plateada de un gato
que al desaparecer en todo su glamour
nos dejaría su ironía
su maldita felicidad
riéndose de nosotros

leit motiv para una teleserie

ahora que después de unos años recuerde
también hubo besos de boquitas pintadas
labios rojos de color brillantina
persiguiéndose en el terreno eriazo
para hacer un poquito el amor entre los escombros alma mía
sin que nadie nos ate
ni siquiera las bolsas de basura en que una vez
nos enredamos
y alguien como con un disfraz de cerdito rosado
corriendo en cámara lenta por peladero
nos traiga el cartel que nos diga
bonita actuación muchachos
continuemos ahora con nuestra teleserie

Información aportada por el autor: Rafael Farías Becerra (1982) Reside en Puente Alto. Asistió a taller de poesía a cargo de Elvira Hernández. Ha organizado y/o participado en diversas lecturas, entre ellas las Jornadas Rokhianas, Noches Quiltras, Noches de Poesía y Música de las VII Jornadas Andinas de Literatura Latinoamericana (JALLA-E 2005). Licenciado en Castellano en la Universidad de Santiago de Chile y miembro de Colectivo Lingua Quiltra. Prontamente, se publicará parte de su primer conjunto de poemas Tras el espejo o las bellezas que somos allí, en la Colección Pobre Bélgica por la Editorial Contrabando del Bando en Contra.

 

© Rafael Farías Becerra
Imprimir todos los textos

Volver al Listado de Autores

Kronhela Ediciones Argentina - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
ARGENTINA