El toro blanco

La hoja blanca aguarda, espera, 
Trazos de línea desvirgan su blancura,
Sinuosos rasgos de tinta acompasada
Por el vaivén de una bolita de metal.
La tinta es acorde melodioso que brota puntual,
Clave de un sueño que se impregna de celulosa,
Suave tintineo que despliega sueños,
Como hilvanando garabatos en el espacio blanco,
Como dibujando estelas de alas en un mar de papel.
Es arena de reloj que despliega su esencia,
Acotando el tiempo entre frases,
Dando con su presencia horma a la hoja,
Modulando entre versos las ondas del sentir de la tinta,
Como quimeras con sangre de calamar que esperan
Tras pensamientos trascender.


El camino del bolígrafo

Un despliegue de cortas líneas manchan la hoja,
Como calentando la herramienta,
Como liberando la estática rigidez del papel.
Garabatos que son formas que han de emerger,
Trazos acompasados recortando el tiempo,
Dejando vibrar con su tinta un aroma al brotar.
Es el sudor del pensamiento que en tinta se escinde,
Es la neurona fusionada con la tinta en flor lineal.
La hoja aguarda, expectante,
El ánimo de la tinta torna ánima de papel,
Surcos como roderas de pensamiento,
Como ecos de la voluntad,
Y la hoja plasma en sus linderos los espacios por emerger,
Las cadencias por brotar,
Los surcos que hace el bolígrafo al caminar.

 

© Miguel de Asén
Imprimir todos los textos

Kronhela Ediciones Argentina - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
ARGENTINA