Mondo Kronhela Literatura - República Argentina


Volver al Listado de autores
El secreto

Hay, me pregunto, bajo este verso corriente
O de algún otro, ya perdido y olvidado
Esa palabra que no hemos descifrado
Aún, que fue nombrada por el Omnisciente,

Esa cifra, que nos fue vedado conocer,
Que responde a los secretos universales,
(a los hechos mínimos y hechos fatales)
se niega a unas cuestiones responder...

¿Qué somos además de tiempo y esa muerte
que rige nuestro plazo y nuestro olvido?
¿Por qué vagamos como un animal herido
que un camino imposible le tocó en suerte?

Si el secreto lo resguarda un ser divino,
Y que no será revelado jamás al hombre,
Yo presiento que ya pactaron mi destino,
La última fecha, y el mármol con mi nombre.

Volver al Listado de autores
Barrios

DEVOTO

Camino, y el empedrado distante
Lívido, al pié de la iglesia,
Me perciben con indiferencia,
Y el tiempo se hace un instante.

Lejana, la sosegada plaza
Funde de verde al barrio su pecho
Como su alma de burdo despecho
Llena de innumerables torcazas.

Rígido, el mástil elemental
La hiere, ágil, como una lanza,
Y al cielo parece que alcanza,
Devoto, en lo alto, observa cabal.

VILLA URQUIZA

Las calles celebran la tardecita ociosa
Esas que se esconden del ruido y de luces;
No hay punto del barrio donde no te cruces
Con la agonía del sol, lenta y suntuosa.

Yo he visto mas de una tarde, sosegado
En una de las tantas esquinas. Urquiza
Es un grupito de casas que simpatiza
Con el fervor del verso; esa voz del pasado.

Volver al Listado de autores
A un hombre que abrazó el poema

Descansa. Piensa ahora en su suerte
Y cierne sobre él el último verso,
Que dicta su destino cruel y perverso,
(aquel que no puede llevarse la muerte)

Después he seguido el poema único
Esa trama de palabras que ha tejido
Y que ahora estoy tejiendo. Pido,
Casi sin conocerle, su rostro púdico.
             

¿Ha pensado usted en la misma rosa,
en la misma noche con todas las estrellas?
¿Ha pensado en la mujer y sus querellas,
en el ruiseñor que en un árbol reposa?
              

Seguramente. Que no sea en vano
Este igual destino en el cual me pierdo
¿Será verdad qué nos hemos dado la mano
en alguna estrofa, en algún recuerdo?

Yo seré polvo, seré lo que he sido,
En un mármol seré la cruz y un nombre,
Seré el ayer, la sombra de un hombre,
Seré tu sangre, memoria, y olvido.

© Ignacio Alonso